29 septiembre 2009

Sonia 02 (dNS): Cambio de planes

Sábado

Lo primero es lo primero. ¿A dónde la llevo? No resulta conveniente Paternal o Villa del Parque, tampoco quiero cruzarme con No Sonia. Tampoco Palermo, territorio de Sonia 01 (dNS), a quien no podría explicarle cómo, de pronto, ya estoy listo para encuentros. Almagro, tampoco: es mi territorio, y si llegamos a ir a casa va a quedar recontrazarpado que quede a tres cuadras del restaurante. Me resta poco. San Telmo, demasiado cerca de mi trabajo viejo, del que encima me rajaron. El centro, nada con onda romántica -con gusto iría al Palacio de las Papas Fritas o a Cervantes, pero no da para primera cita-. Belgrano, entonces. El Editor me recomienda un lugar, pispeo en la página web, es chiquito, cocina gourmet -o sea, no voy a comer un carajo-, y es muy lindo.
Todo está en orden. La paso a buscar por la casa, nos tomamos un taxi, comemos, y después un café que elegiremos la zona donde tomarlo -¿por qué no mi casa, que tengo cafetera express?-. Todo está en orden. Debo pasar por mi domicilio viejo a buscar algunas cosas de Telecentro -con No Sonia quedamos en un salomónico mitad y mitad del último mes pago-. Ver a No Sonia, hoy, no creo que sea lo más adecuado, pero hace rato que estoy en mi depto nuevo sin internet y sin cable, y ni bien me lo instalen voy a pedir Venus. Vivo solo, soy soltero, quiero pornografía las 24 horas. Esto no se lo aclararé a No Sonia, mejor, ya bastantes discusiones tuvimos. La idea es pasar por lo de No Sonia, de ahí ir a dar la clase de novela, pausa para almorzar, taller de narrativa, salir en taxi para casa, darle una última limpieza por si llegamos a ir para ahí con Sonia 02 (dNS), bañarme dos veces (cábalas) y salir en su búsqueda.
Me gusta cuando todo está ordenado, cuando el universo tiende a la calma.
El problema es que suena el celular. Cuando estoy por tocar el timbre en lo de No Sonia -es decir, en donde vivía y donde entregué las llaves porque si las tenía ella estaba "intranquila", en fin-, suena el celular. Miro. Sonia 02 (dNS). Alejo el dedo del portero eléctrico. Si No Sonia me arma quilombo por hablar por teléfono con mi vieja, no quiero imaginar su reacción si se aviva que estoy por salir con otra mina, por más que ya estemos formalmente separados hace casi dos meses.
Me alejo del edificio. Bastante.
Atiendo.
-¿Elemental?
-Hola, Sonia 02 (dNS), ¿cómo estás?
-Bien, muy bien. ¿Vos?
-Bien, bárbaro.
Pasó algo. Lo sé. Pasó algo. Se avivó que yo no soy el Editor Más Fachero.
-Mirá -dice-, disculpame que te moleste, pero ayer cuando hablamos me olvidé de algo. Bah, no me olvidé, pero hubo un cambio de planes.
-Uy, decime.
-Ayer fue el cumpleaños de mi vieja, y pensé que lo íbamos a festejar ayer, pero ella cambió de idea y hace hoy la cena familiar.
Un poco tirada de los pelos, la mentira, pero bueno. Está en su derecho de cambiar de opinión.
-Quería decirte que, en vez de cenar, nos podemos ver en otro horario.
-Ah, sí, no hay drama.
-Y había pensado en que, como la idea es conocernos, podemos ir a tomar un café a eso de las ocho y yo después me voy a cenar.
-Bueno, dale, está bien, no hay drama.
-¿En serio no hay drama?
Salvo por el hecho de que ya descarto cualquier posibilidad de que cojamos, ninguna.
-No, por favor, en serio.
-¿A las ocho entonces?
-A las ocho.
-Beso, Elemental.
-Beso, Sonia 02 (dNS).
Mucho me temo que lo que acaba de hacer Sonia 02 (dNS) es asegurarse que no haya escaramuza sexual alguna en nuestro primer encuentro. Pero, la verdad, fue muy educada, sonó hasta comprensiva, por más que yo detesto los cambios de último momento.
Toco el timbre. No Sonia baja a abrirme. Cara de orto importante. Cuando subo a buscar todo el cablerío, me pide si le puedo dejar conectado el DVD al televisor. Le digo que sí. Cuando entro en el dormitorio, cuando me acerco al DVD, descubro una copia pirata de la última película on Denzel Washington y John Travolta, una de acción que transcurre en un subte. Es decir: una que No Sonia jamás hubiese comprado por su cuenta. Es decir: una que vería un hombre.
-¿Por qué sonreís? -me pregunta.
-Por nada -digo, tratando de volver a la seriedad.
Quedaría feo decirle que porque ya encontró a alguien, lo que significa que va a estar bien y me va a detestar un poco menos y, fundamentalmente, que no me va a romper más los huevos.
Termino el trámite. Cuando bajo, No Sonia me dice:
-Bueno, con esto ya está todo, ¿no?
-Todo absolutamente.
Nos quedamos quietos. Supongo que hay una duda acerca de cómo despedirnos. Un beso en la mejilla, al final.
Y final.
Mientras camino hacia el taller, sonrío. Gracias, Denzel. Gracias, Travolta. Gracias, Tony Scott.
Doy la clase de novela. Almuerzo. Doy la clase de narrativa.
Termina. Salgo a los pedos. Me tomo un taxi. El cambio de horario implica que tengo dos horas menos para hacer todo lo que tenía que hacer, aunque los cambios de planes implican que todo no incluye la higiene del depto porque no habrá visita alguna. Llego. Me baño. Me vuelvo a bañar. Mientras me lavo los dientes, frente al espejo, me pregunto si no es raro no sentir nada por el hecho de que con No Sonia se terminó y, también, que No Sonia ya encontró a otro. La verdad, puede que sea raro, pero está muy bien.
Mientras me subo al taxi, me digo que lo que me espera, ahora es Sonia 02 (dNS).
Y a ella voy.

12 comentarios:

bel! dijo...

emmm duda... Te bañás, te secás y te volvés a bañar? O shampoo-enjuague, shampoo-emjuague?

Elemental dijo...

Shampoo-crema de enjuague-enjuague, shampoo-crema de enjuague-enjuague.

Gizmo dijo...

Vengo a quejarme =P

¡Che, me hago una pausa del estudio y me encuentro con que ahora cortás los posts para mandar por RSS! Es de ortiba eso, da tremenda paja no poder leer desde el reader y tener que venir hasta acá. Comprendo la "necesidad" estadística, pero vamos...

Elemental dijo...

Gizmo, lo siento, fue una (gran) idea de Casanova. Igual, siempre serás bienvenido a visitarnos...

Serena dijo...

Nos quedamos quietos. Supongo que hay una duda acerca de cómo despedirnos. Un beso en la mejilla, al final.
Y final.
...
wow!
De los mejores finales que he leído...

Elemental dijo...

Serena, me asombró que, hasta vos, nadie hiciera comentarios al respecto, no de la calidad del final sino del hecho. Pero bueno, sigo sorprendiéndome con los lectores. Gracias.

Serena dijo...

Es que es el resumen de todo lo que los que te conocen te vienen diciendo: VOS ESTAS BIEN.

Ahora bien, cuando se pasa a un cariño sin egoísmos o celos (inspirado los agradecimientos) es realmente el final.

Brillante.
Me da penita.
Pero brillante.

Perro que ladra dijo...

Es lo se comentó allá cuando ud volvió Estimado Elemental, parece que al "público" le gusta cuando la cosa está enquilombada, no cuando marcha y está digerida. Como el abono para las plantas: a la gente le gusta ver un poco de mierda para ver como crece este flor de blog.

Elemental dijo...

Serena, gracias entonces.

Perro, usted lo ha dicho.

(des)encontrada dijo...

Dos baños y dos desodorantes? Cada día más neurotico, elem...

jajajaja

Besos!

Elemental dijo...

(des)encontrada, por cierto. besos!

Maggie dijo...

Elemental, basta de bañarte dos veces.

Publicar un comentario