04 noviembre 2009

Elemental en Colombia: Epílogo

Viernes, 10 AM (hora de Buenos Aires).

-¿Y entonces?
-Me vine para acá directo del aeropuerto.
-...
-Parezco tu paciente más importante, ¿no? Tengo la valijita, las bolsas del free shop...
-...
-Ahora me avivo de algo. No te traje regalo.
-No hay problema.
-¿Ese "no hay problema" es que no hay problema o que es mejor que no hablemos de eso?
-Es que no hay problema, Elemental.
-En serio... ¿Querés la crema que me compré para las arrugas? No es que vos tengas, claro...
-En serio.
-Pensé en comprarte algo, pero después me acordé que hay analistas a los que no les gusta que les regalen cosas.
-¿A quiénes?
-¿Ves que te jode? Te tendría que haber comprado algo... A mi vieja no, le encanta cuando le traen regalos... Pero a la doctora Melfi no le gusta. Para nada.
-¿La doctora Melfi?
-La analista de los Soprano. Bah, la analista de Tony.
-Interesante, ¿no?
-¿Qué cosa?
-Que me diferenciaras de tu mamá.
-Uy, no empecemos con eso... Además, otro ángulo sería que me puse en el lugar de Tony Soprano, y no me falta mucho para estar gordo como él... No Sonia una vez me hizo notar algo: beso como Tony Soprano. Digo: siempre que beso apoyo una mano en la mejilla de la mina.
-...
-¿Te sigo contando del viaje?
-Contame del insomnio.
-Es que no dormí en toda la estadía en Bogotá. No hay mucho para contar, en ese sentido.
-¿Estabas tenso?
-Estaba raro.
-¿Cómo es eso?
-No sé. Llegué y las minas me miraban. Era raro. Enseguida me di cuenta de que era que estaba del otro lado del Ecuador, que ahí todo es distinto.
-O que no tenías historia.
-¿Cómo?
-Dicen que lo más interesante de los viajes es que dejás la historia atrás, que todo queda en tu casa.
-Puede ser. A veces fantaseo, con mudarme a otro lado, dejar todo atrás.
-...
-El problema es el todo, ¿no? Si es dejar todo atrás, no da. Es como en Eterno resplandor de una mente sin recuerdos. Si para sacarte el dolor de una ruptura te tienen que sacar los momentos hermosos, no da. Es como las críticas literarias. Una vez que publicás, tenés que decidir algo. Le das bola a las críticas o no. Lo más sano es no darles pelota, me parece. A las malas. Te hacés problema al pedo, cuando al final es que no le podés gustar a todo el mundo.
-Lo que escribís.
-¿Qué?
-Que lo que no le puede gustar a todo el mundo es lo que escribís, no lo que sos.
-Ah.
-Al menos en relación a la crítica literaria.
-Sí. Bueno. La cosa es que lo más sano, me parece, es entender que la crítica negativa es arbitraria, que como casi todo está basada en un preconcepto. Digo: algo te gusta o no antes de leerlo. Por lo que leíste en la solapa. Por lo que te dijeron de la obra, o del autor. Por lo que leíste en la primera línea. El resto, es consecuencia de eso, la mayoría de las veces. Ahora bien. El costo de dejar de lado las críticas negativas es hacerse cargo de que las positivas también son falsas.
-Algo así como "verás que todo es mentira".
-Algo así. Sí.
-Estábamos en que en Bogotá no tenías historia.
-Ah, sí. En Colombia me miraban tanto que yo no era yo, sino el Editor Más Fachero. Sé que suena una locura, pero es una dinámica. Vivimos en dinámicas.
-¿Cómo es eso?
-¿Alguna vez jugaste al rol? Juegos de rol.
-¿Intercambio de roles?
-Ah, chanchita.
-...
-Dale, admitilo: soy el único que te hace reír.
-...
-En los juegos de rol, los de mesa, te toca un personaje que tiene una serie de características, y vos tenés que tomar decisiones en la historia en que están incluidos, pero limitado por esas características. En el fondo, la vida, las relaciones vitales, son eso. Juegos de rol. Nos manejamos con otros de acuerdo a personajes. Tomamos decisiones y luego actuamos con las limitaciones de los personajes. Jugamos un juego de rol ante jefes, ante parejas, ante todos.
-Ajá.
-La cosa es que, en Colombia, me había tocado, en el reparto de personajes de ese juego de rol, el Editor Más Fachero.
-¿Tu amigo?
-Mi amigo. El rol me lo asignaban las minas que me miraban. Ésa era mi limitación: no podía ser yo. O algo así. Lo más curioso es que encontré a un venezolano al que, en el juego de rol, le había tocado ser yo.
-...
-Pobre, ¿no?
-¿Pobre?
-Ya sé, no tengo que compadecerme de mí mismo.
-...
-La cuestión es que él era un desastre con las minas, era más que claro que él era yo. Y yo me encajeté.
-¿Con él?
-Sí, pero no en lo sexual. Quería que él fuera mejor.
-Ajá.
-Dale, basta de ajá.
-...
-Uf. ¿Es ajá o silencio?
-...
-Uf.
-...
-Bueno, la cosa es que durante todo el viaje a mí las minas se me regalaban. Era el rol que me había tocado. Y a él no. Para él acercarse a una mina era una odisea. Era yo.
-¿Y entonces?
-Dediqué el viaje a dos cosas. Por un lado, a disfrutar del rol que me habían dado. Por el otro, tratar de que él fuera menos infeliz.
-¿Sos infeliz?
-Eso es obvio. No hay nadie feliz.
-Ajá.
-Ajá o silencio, ¿no?
-...
-Ajá o silencio.
-...
-¿Te acordás de la banda A-ha? Era de los ochenta, vos tenés más o menos mi edad...
-¿Y conseguiste que él fuera menos infeliz?
-Eso es lo loco.
-¿Qué cosa?
-Durante los dos primeros días, no. La última mañana quedamos en que íbamos a hacer todo lo que estuviera a nuestro alcance para que pudiera echarse un polvo antes de volver a Caracas.
-¿Y?
-No pudo ser.
-¿No?
-No. La chica no quería. No con él. No hubo forma.
-...
-Hablé con ella. Le pasé letra para que él le hablara durante el viaje de ida al estudio en el micro. Y nada.
-¿Nada?
-Nada. La chica se me acercaba, me decía que aprovecháramos el poco tiempo que nos quedaba. A mí. Él lo intentaba todo, yo nada, y ella quería conmigo. Juegos de roles.
-...
-De hecho, me dio bola una chica hermosa. Un poco culona, pero hermosa. Petisita. Con tetas chicas. Divina.
-¿Juego de rol?
-Totalmente. Cuando nos despedimos, me dijo que tenía ganas de venir a Buenos Aires de vacaciones.
-...
-Le di un teléfono trucho.
-¿Cómo?
-Acá no funcionaría. Juegos de rol.
-Es interesante, ¿no?
-¿Qué cosa?
-Primero me dijiste que todas las críticas son falsas, las buenas y las malas. Luego, que todas las relaciones humanas son falsas.
-Sí.
-Estás un poco escéptico.
-Sí.
-¿Qué es lo falso?
-¿De qué?
-Lo falso que no te deja dormir.
-Tantas cosas...
-¿Cuáles, por ejemplo?
-...
-¿Carilina?
-Gracias.
-...
-...
-A ver, Elemental. ¿Por qué no hablamos de No Sonia?
-¿Qué vamos a hablar? Ya hablamos una bocha.
-Sí, pero me parece que hay algo que queda boyando.
-...
-Cuando rompieron, ella te dijo que nunca la quisiste.
-Sí. Se equivocaba.
-Porque la quisiste.
-Claro. Estuve muy enamorado, y después fue desapareciendo.
-Y vos siempre habías pensado que el amor era para toda la vida. Que formar una familia te iba a completar.
-Sí.
-Y encontraste a alguien que quería estar con vos para toda la vida, y formar una familia con vos.
-Carilina, por favor.
-...
-...
-Y que el amor haya desaparecido es como si nada de lo que pensaste fuera cierto.
-Exacto.
-¿No será eso, lo falso que no te deja dormir?
-...
-Digo. Llegás a otro país, te tratan distinto, sos otro. Y todo lo que queda atrás es falso.
-...
-Entonces, no dormís más.
-Pero ni bien me senté en el avión de vuelta me dormí como un nene.
-Porque todo volvía a ser real, ¿no?
-...
-¿Por qué le das crédito a lo que te dijo No Sonia?
-¿A qué cosa?
-A que nunca la quisiste.
-...
-...
-Porque no pudo seguir. Quizás tenía razón. Quizás no estoy en condiciones de amar.
-¿Cómo era eso de los juegos de rol?
-¿Perdón?
-Te estás adaptando al esquema que ella te planteó.
-Hoy hablás mucho y preguntás poco.
-Se llaman intervenciones.
-Ah, cierto.
-Te estás adaptando al esquema que ella te planteó. Estaba despechada, vos le habías dicho que la cosa no iba más. La gente despechada puede decir cualquier cosa. El tema es si te hacés cargo. Si jugás el juego de rol.
-...
-Si aceptás entrar en eso, obviamente todo va a ser falso. Pero es que vos renunciás a que sea cierto.
-...
-...
-Gracias.
-...
-¿Sabés lo que pasa? A veces creo que hay algo así como un karma. Que todo me va a salir mal.
-Lo sé.
-¿Lo sabés?
-El título no lo tengo de pelotuda.
-Ja.
-...
-La infancia, supongo. Aguantarme al marido de mi vieja, que me volvía loco. O mi viejo, que desaparecía. O mi vieja con sus depresiones... Es como que cuando me acuerdo de eso, siento que nada puede salir bien porque todo empezó mal.
-Y necesitás alguien que te ayude a salir de eso. Como vos ayudando al chico que cumplía tu rol en Bogotá.
-Sí.
-Bueno, estamos trabajando en eso.
-...
-...
-Perdón.
-Habíamos dicho que lo ibas a apagar, en esta hora.
-Sí, ya lo sé. Es que con todo eso de venir de Ezeiza directo acá me olvidé... Ja.
-...
-Es el venezolano.
-...
-Me escribe un mensajito desde Caracas, ¿te imaginás?
-...
-Ja.
-¿Qué dice?
-...
-...
-...
-¿Carilina?
-...
-...
-Gracias.
-¿Qué dice, que te pusiste así?
-Que pudo besar a la chica en el viaje de vuelta. Sin mi ayuda.

18 comentarios:

bel! dijo...

El venezolano necesitaba quedarse solo? Ella tenía que saber que vos ya no estabas apra decidirse?

Jajaja

Pequeña vuelta tuviste! :)

Luminicus dijo...

Es una frase trillada y muy conocida pero "la solución esta en uno mismo" y en jugarse o no.
Un carilina por favor!

Anónimo dijo...

yo no diría que todo es falso sino al contrario, en todo hay un poco de verdad (de la verdad de quien lo juzga) y lo demás es azar. Me gustó mucho este post!! Saludos, F

fedet dijo...

Los diálogos con la analista son brillantes. Felicitaciones!

kent Brockman dijo...

este es el post posta del viaje. el de la vuelta. y eso que no soy fanatico de los dialogos con la analista. pero cuando lo conseguis, lo conseguis. abrazo.

China dijo...

Me encantó esta entrega. Uf, me dejaste pensando. Se dijeron cosas muy interesantes. Tu analista es una genia.
Vamos, Elem! Si crees en el karma, también se supone que tenés que creer en la causa y el efecto.
Estoy medio sensibilizada después de leer esto.
No se qué decir, solo que, nada, el mensajito de Chavez lo dijo todo, no?
Besos

Anónimo dijo...

Me encanto el post!!! me gustan mucho los dialogos con tu analista. Como dijeron por ahi "una carilina por favor".
Besos. Nati

Gizmo dijo...

Por lo menos el final se puso.

Bien ahí. Ahora veremos las predicciones de la Clelia colombiana.

Elemental dijo...

Bel!, ¿viste?

Luminicus, y...

F, me alegro.

Fedet, gracias.

Kent, el posta post.

China, todo.

Nati, gracias.

Gizmo, a veces lo único que importa es el final.

Maggie dijo...

Dormiste?

Vacya dijo...

Extrañaba las pláticas con tu analista. Me gustan. El karma... hummm. No es ley que todo lo que empieza mal, termina mal, no, no es eso. Es bastante subjetivo el asunto. Es que a cada cual, se nos dá un paquete, puede gustarnos o no, pero lo que hagamos con el, depende en gran medida, solo de nosotros, y no de las palabras que nos avienten, sobre todo si quien las avienta esta herid@. Puede que de entrada no este muy nice el paquete, pero mejorarlo siempre se puede, incluso convertirlo. Cierto, la base de lo que era en un principio es imborrable, pero eso le dá cierto sabor al asunto.
Qué bien con el Huguito, la beso! Es como los primeros pasos de un niño, siéntete orgulloso.
Me conmovió el post Elemental Relindo, acá lo que tengo en kleenex y me acabe mi paquetito.
Me volví a extender!
Besos

sol G. dijo...

Aroma agradable exhalaba el humo dulce y denso ; me sentí aligerado y dispuesto a dormir un año entero .
... sabía que estaban en mi bolsillo todas las cien mil figuras del juego de la vida: aniquilado, barruntaba su significación; tenía el propósito de empezar otra vez el juego, de gustar sus tormentos otra vez, de estremecerme de nuevo y recorrer una y muchas veces más el infierno de mi interior.
Alguna vez llegaría a saber jugar mejor el juego de las figuras. Alguna vez aprendería a reir. ...
Seguro conocé estas líneas, este post me las trajo a la mente...
yo creo que a usted lo salva el humor, y a travéz de ese humor, nos salva también a los lectores que nos atrevémos a abrir las puertas de las historias que nos regala para vivirlas como juegos y hacerlas un poquíto nuestras también. Ahora ríase un momento que quizás Mozart lo esté esperando.
Sol G.

Elemental dijo...

Maggie, leé bien...

Vacya, gracias.

Sol, no me gusta que me traten de usted.

Maggie dijo...

En el vuelo de vuelta si, mi pregunta era despues.... no me retes

Koan Resuelto dijo...

¿Porque empezó mal no puede salir bien?...
¿Qué puedo decir?
Muy bien escritos los diálogos...

Elemental dijo...

Maggie, nunca te retaría.

Koan, gracias.

Singer dijo...

Hay gente que se la pasa buscando el defecto en lo que hace el otro, que no puede disfrutar ni salirse de un lugar de jueces que ellos mismos se atribuyen muchas veces sin tener el menor conocimiento de lo que se critica.

Estan los que hacen, y están los que critican. Me pregunto qué pasaría si esas personas probaran con intentarlo antes de ser tan rápidos para juzgar.

Por otra parte, es natural no gustarle a todo el mundo, pero la gente a la que no le gusta lo que hacés no tiene porqué venir a decirtelo, y menos como si fuera la verdad.

La soberbia y la envidia muchas veces llevan a la gente a la crítica permanente.

Beso!

Elemental dijo...

Singer, divina. Beso!

Publicar un comentario