21 septiembre 2009

Sonia 01 (dNS): La inauguración (1)

Limpio el depto. Por algún motivo que desconozco, los productos de limpieza -compré todos: el que es para vidrios, el que es para pisos, el de baño, el de cocina- no tienen ningún efecto cuando los paso yo. Quizás No Sonia tuviera razón y el secreto está en las Ballerina -ella tenía una de un color para la cocina, otra para el baño, y así-, pero me resisto a que ese trapo de mierda pueda limpiar algo. Lo que sirve, sostendré siempre, es el viejo y querido trapo de piso. De hecho, si uno tiene una pérdida de agua -que siempre las habrá-, ¿qué carajo va a poner, esa cosita amarilla y blandengue que se empapa enseguida? No señor. Trapos de piso. Trapos de rejilla. Eso sí: me esfuerzo y esfuerzo, pero no logro que el depto quede limpio. Por suerte mañana va a venir la mujer de Angel, el portero. Una curiosidad: la mujer de Angel se llama Buena. Una pareja divina, diría Casanova. Pero bueno. Limpio el depto. Chivo, al hacerlo. Mientras lo hago, el celular. Mensaje de texto. Sonia 01 (dNS). Tengo muchas ganas de esta noche. Yo también, nena, yo también. Quiero inaugurar este depto de una puta vez así Casanova y los muchachos ya no me rompen los huevos. Por algún otro motivo que desconozco -lo cual significa que pese a una carrera universitaria y tres maestrías desconozco muchísimo, o tal vez no caí en la soberbia de los pelotudos con título-, una de las mayores razones por las que corté con No Sonia -además de la fundamental: ya no estaba enamorado- fue que me rompía los huevos, todo el tiempo, con insistencia creciente, abrumadora. Y ahora, Casanova y El Editor me hinchan las pelotas con que tengo que inaugurar el depto. ¿Por qué, tengo? Bien podría ahora, en vez de transpirar aunque hace frío, tirar este secador a la mierda, regar todo el piso con el líquido que hay en el balde -en el agua se han mezclado también combinaciones de tres putos productos para limpieza que desconozco su utilidad pero, dicen en la etiqueta, dejan perfumes florales de lo más variado-, desparramar los libros que ya están desparramados -es decir, redesparramarlos, recaotizarlos- y chau, listo, no inauguro un carajo, se van todos a la reputísima madre que los parió. ¿Así que tengo que inaugurar el depto? ¡Esta, voy a inaugurar!... Bueno, no es la frase más idónea, porque, en efecto, tengo que inaugurar esta, que ya está inaugurada desde los doce años cuando fui de putas por primera vez -¿cuánto llevo gastado en prostitución? ¿un viaje a Europa en hoteles cinco estrellas? ¿un depto? ¿este depto de mierda, que tengo que inaugurar y por eso le paso el trapo y, la reputísima madre que lo parió, continúa quedando sucio?-. No, la rebeldía no da. No ante esto, al menos. De hecho, Sonia 01 (dNS) no es mala mina. Un poco avara para los petes, puede ser, pero no es mala mina. Me mandó un mensajito, pobre. Yo también, hermosa, le respondo, y al presionar enviar comprendo que el hermosa estuvo absolutamente de más, implica un interés que yo no tengo. ¿Tengo o no tengo interés? ¿Qué pasó con la bolsa, subieron las acciones, se fue todo a la mierda? Mierda. ¿Qué me pasa? Yo creía que el amor podía solucionarlo todo, y ahora no. ¿Qué me pasó? ¿Qué me hiciste, No Sonia? ¿Existe un fenómeno fisiológico que relaciona la hinchazón de testículos con la pérdida de fe en el amor? Yo quiero creer. Me encantaría creer. Pero ahora no puedo creer ni en Independiente, porque el Tolo Gallego lo está dirigiendo para la mierda. Mierda. Vuelve a sonar el celular. Otro mensaje de texto. Tu mensaje me hizo sonreír de oreja a oreja, estoy en el laburo sonriendo como una pavota. Claro. Ella sonriendo en el laburo y yo acá, limpiando como un descosido, y todo queda igual de sucio. Una gota de transpiración cae desde mi frente al piso. Mierda. Debés estar muy linda, envío. Y, enseguida, envío otro mensaje, antes de que pueda responderme: nos vemos a la noche. Basta de mensajitos. El Editor tiene razón: esto es coger, coger y coger. Y listo. Y chau. Y este departamento sigue sucio, la reconcha de mi hermana que se fue a Europa y le dejó el perro a mi vieja y mi hermano, que putean porque lo tienen que sacar. Astorcito es muy bueno, pero su color chocolate lo convierte en un arma letal contra la limpieza de los deptos. Ahora que lo pienso, esto de no saber limpiar puede que sea algo de familia. ¿Habrá un gen de la limpieza? De hecho, cuando Angel me mira asombrado porque tengo la ropa empapada de transpiración -y de los infinitos Cif que compré-, le pregunto eso, no, le digo eso: en mis genes no está el saber limpiar -ah, cómo disfrutaría No Sonia de escuchar esto, aunque tampoco tanto, porque siempre se quejaba de que limpio como el orto, y eso me llenaba la canasta y eso llevó a lo que llevó y...-. Angel, escobillón en mano, me mira como si no entendiese. ¿Puede ser que Buena venga hoy, en vez de mañana?, digo. El se rasca la nuca, porque ése es el deporte preferido de los porteros, y me dice que sí en un tono dubitativo, como si implicara una pregunta, y a mí las preguntas sin responder no me gustan, porque para eso estudié al pedo todo lo que estudié, para eso escribo, para tratar de responderme y generarle las mismas preguntas al lector, cagarle la vida al lector como me la cago a mí mismo en cada uno de los instantes de mi vida, y le digo, entonces, a Angel, que no preguntó nada pero dijo que sí en un tono dubitativo que implicaba una pregunta, digo, decía, digo lo que pasa es que hoy tengo que inaugurar el departamento para que mis amigos no me rompan más las pelotas, porque a la gente le gusta mucho romper las pelotas, entendés, y como no quiero que me las rompan y necesito el depto limpio para que la conchuda esta no me vaya a poner ninguna excusa para que no se la ponga, necesito, te imploro que Buena, que es tan como su nombre, venga hoy y no mañana, que pase cuando estoy en el diario, que pase cuando quiera, pero que cuando yo vuelva pueda concentrarme sólo en la forma en que esas paredes se adapten a una vida de desenfreno sexual o un altar para la Pacha Mama. Angel me mira. Le sonrío. Le tiendo un billete de cincuenta pesos. Para Buena, digo. Él lo toma. Ya no hay vuelta atrás. Agarró la guita, y eso en el capitalismo significa un contrato, y los contratos están para ser respetados, por menos seguridad jurídica que tenga este país de mierda, con los pelotudos de los pingüinos haciéndose los progresistas y destruyendo lo poco que resta de estandarte progresista en este puto país en el que hubiera estado buenísimo que no existiese el peronismo, ni el radicalismo, ni el conservadurismo, ni el rosismo, ni el saavedrismo, ni las invasiones inglesas, ni los españoles, sólo los tanos, los tanos anarquistas, porque mi depto es una anarquía y hubiera estado a tono. Pero bueno, no lo será por mucho tiempo más, porque Angel guardó el billete de cincuenta en el bolsillo y, mientras subo en el ascensor, comprendo que no hay cabos sueltos. Esta noche, cojo, sí señor, y ya nadie me va a romper los huevos. Salvo yo mismo, claro, que en eso soy especialista.

19 comentarios:

Luminicus dijo...

Jajajajajj Por favor! esas son tus lucubraciones mentales?
Como vos dijiste nadie te va a romper las bolas excepto vos mismo.;)

Anónimo dijo...

Clap, clap, clap.


SATÁN

bel! dijo...

Bueno el post. Pero tengo una pregunta... es complicada:

No Sonia es definitivamente muy distinta a Sonia 04, por algo es No Sonia, y por algo intuyo que su historia no la vamos a leer, ya sea porque ella no quiere o porque vos no querés, peeero se me ocurrió tmb, que No Sonia es No Sonia justamente porque empezás de cero, con nuevo blog, con nueva numeración de Sonias y encima, acompañados con una sigla, si se quiere (dNS) llamarlo así... Mi pregunta es (y vuelvo al principio) ¿Qué fue lo que tuvo No Sonia para ser NS?...

En fin, espero una buena primavera, para todos!

Abraxo!

PD(Shhh): Me pareció, o usté envió invitación por FB? :D

Anónimo dijo...

Con tanta bronca acumulada, tus acciones te pueden pasar algunas cosas feas:
1. Buena no es tan buena limpiando y le diste 50 mangos para que le dé un repasoncito a las cosas y la mugre quede maomeno como ahora.
2. Hayas potenciado tu afán viril y no puedas bajar el garrote ni con diez polvos al hilo (impensado, ejem).
3. Tu afán viril se vaya al carajo justo justo cuando ella está a punto de caramelo.
4. Reelijan a los pingüinos en el 2011 o, lo que es peor, gane Lilita.
Tengo más, si querés
Veteranisimo

Elemental dijo...

Luminicus, por cierto.

Satán, gracias.

Bel, suponía que en algún momento me lo iban a preguntar, y llegó la hora (bah, no tanto, varios ya me lo habían preguntado por Facebook y se los expliqué -de hecho, es llamativo que hay gente a la que le gusta comentar los posts por FB y no acá-, así que va. No Sonia es No Sonia por muchísimas cosas, pero fundamentalmente porque ambos nos enamoramos y ambos vivimos momentos hermosos -es decir, nada que ver con las Sonias-. Lamentablemente, no se dio que la relación siguiera, pero no tengo nada malo para decir de No Sonia. De hecho, como ella era lectora del blog anterior, tengo la sospecha de que en algún momento puede llegar a leer éste, y no deseo que encuentre nada que la lastime. Podría contar cosas que a ustedes les resultarían graciosas, pero a ella dolorosas, y no da. Lo único que contaré de toda esa relación será lo que resulte indispensable para comprender lo que estoy contando. Y que, fundamentalmente, es que Elemental ya no cree que con el amor se consiga todo. Aunque le encantaría volver a creerlo. Espero haber respondido la pregunta, y que se haya entendido algo... Ah, lo del Facebook, ¿invitar es agregar como amigo/a? De ser eso, creo que sí, es correcto lo que te pareció.

Veteranísimo, por favor continúe.

Anónimo dijo...

Elemental querido, festejo la vuelta!! (lo encontré en lo de las muppets)
claro, la hinchazón de testículos es directamente proporcional a la pérdida de fe en el amor, es un axioma.
Viajera imprudente

Elemental dijo...

Viajera! Tanto tiempo! Vos, Satán... La gente va llegando al baile, diría el Puma Rodríguez (y Goity tb).

Anónimo dijo...

Changuito, vos seguí con esa clase de respuestas y las que te van a escribir son las que se quieren casar... ¡Y qué mescolanza hiciste entre la primera persona y la tercera! Igual, te escribo mail para tirarte un par de puntas de qué tenés que decir en las respuestas... ;)

SATÁN

Anónimo dijo...

Me olvidaba: ¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿NO SONIA ERA LECTORA DEL BLOG??????????




SATÁN

Elemental dijo...

Satán, tenés razón. De mi respuesta eliminen el "le encantaría volver a creer". No es mescolanza, Elemental es en tercera porque se basa en mí, aunque hay muchas diferencias. En relación a tu pregunta, sí, era, pero no de las que dejaban comentario, así que no tenés puta idea de quién era...

Fermina dijo...

ojala bailes esta noche!
me intriga por demás tu historia.

bel! dijo...

Elemental, la gente es rara, fb es raro, no me extrañaría que incluso, comenten más allá que acá.
Y con NS, me lo imaginaba, pero la certeza no la tenía. Es una buena decisión la que tomaste.
Incluso creo que se entiende muchisimo más el hecho del porqué son Sonias las Sonias.
Yyyy hablando por mí, creo que no me parece gracioso lo que contás, si no entretenido, es como un libro instantáneo, pero no gracioso, entretenido. Que para mí, son conceptos muy diferentes, lo gracioso es efímero, lo entretenido es interesante. (Sin mal interpretaciones! por favor eh!) Ja

Anónimo dijo...

Elemental, bien que se dio cuenta! El amor no lo es todo. Los Beatles (y tantos otros) nos mintieron, nos arruimaron nuestros sueños, the dream it´s over. Igual está bueno escuchar, cada tanto, a tipos cínicos como El Indio cantar: "Si no hay amor, que no haya nada entonces". Al menos, por un ratito, vuelven las esperanzas.
Está bueno descreer!
Saludos
Sole

Elemental dijo...

Fermina, es la idea.

Bel, gracias, pero igual para mí "entretenido" no es peyorativo, eh.

Sole, totalmente.

Anónimo dijo...

No puedo evitar volver a comentar en este... ¡Fantástico!

Salute
El Ojo

Guada dijo...

JAJAJA buenísimo este post!

Elemental dijo...

El Ojo, gracias.

Guada, gracias.

(des)encontrada dijo...

Jajajaa... definitivamente volvio el Elemental de siempre...

Besos!

D

Elemental dijo...

(des)encontrada, no sé qué decirte... besos!

Publicar un comentario