29 octubre 2009

Elemental en Colombia: 60 horas sin dormir.

Miércoles, 12 AM.

No sé si es el café o la conferencia con el segundo integrante del elenco que nos pusieron adelante -un colombiano muy simpático, gordito-, pero empiezo a cabecear. No pude dormir en la habitación, pero ahora mi cuerpo se empecina en hacerlo acá, rodeado de periodistas. Un cabeceo, y me siento en Buenos Aires. Otro, y no sé si es el movimiento, el estar sentado, pero pienso en el subte. Pienso...
  • En el gordo gay que se sube en la línea D, calzando un walkman, la música a todo volumen, siempre temas en inglés -creo que Madonna, pero no sé bien cuáles canciones son de Madonna-, y la canta con fonética, un uai-chai-mai-uai-chai-mai, algo así, y que cada tanto dice cosas como "Eduardo, dame tu leche". A veces pasa la lengua por la palma de la mano, y luego la mano por la parte trasera del pantalón.
  • En la gente que se te adelanta en el acceso a la escalera mecánica. Los ves cómo avanzan con pasitos cortos, te primerean con el hombro, y cuando están delante tuyo sonríen. En el caso de algunas minas, me dejo ganar a conciencia y aprovecho que van adelante mío, a una altura exacta para que su culo quede delante de mis narices, y miro.
  • Los pelotudos que se quedan parados delante de la puerta mecánica, y no bajan.
  • Los pungas que se suben de a dos, a veces tres, con camperita al brazo, y rodean a sus víctimas sin disimulo. A veces, el chofer del convoy, que ya los tiene calados, dice por el altoparlante "se recuerda que cuiden sus pertenencias". La mayoría de las veces no dicen nada.
  • Los que, con el vagón repleto, se sientan con las piernas estiradas.
  • El cieguito que vende algo y uno se queda siempre con la sospecha de si es ciego o no.
  • Una violinista preciosa que se sube a tocar entre estaciones y trata de venderte el cidí.
  • El que se tira un pedo silencioso y disfruta.
   Hugo me codea. Me despabilo. El Ejecutivo me pregunta si tengo alguna pregunta. Carraspeo. Miro al colombiano.
   -¿Por qué no hay subtes en Bogotá? -pregunto.

3 comentarios:

sek dijo...

jajaajja el gordo gay del subte!
esta siempre por todos lados
jajaj

Elemental dijo...

Sek, es impresionante. Preguntale a cualquiera: lo conoce todo el mundo.

Singer dijo...

El gordo gay es un clásico del subte!! Lo vi un día en el que estaba descontroladísimo teniendo una conversación erótica mientras gritaba "Ay, qué hombre" y se palmeaba la cola, daba saltitos, y bombeaba la puerta del subte. Tenía una remera blanca de morley al cuerpo y un jean blanco tiro alto al huevo jaja

¿En serio lo conoce todo el mundo?

Publicar un comentario