21 octubre 2009

Elemental en Colombia: Aaaaaahhhhhh

Martes, madrugada de miércoles (cont.).

Cuelgo. Me miro. Estoy en calzoncillos. Mi barriga sobresale un poco. Por un instante me recorre el impulso de vestirme, cubrir mi exceso de peso con un poco de pudor. Pero no. Estoy en Colombia, del otro lado del Ecuador, y cualquier cosa que haga estará bien. Acá, soy el EMF. Golpean la puerta. Me acerco, abro. Juana Rulfo sonríe, primero. Luego, seria, recorre mi cuerpo con la mirada.
-¿Me recibes así?
Adelanto el brazo, le tiendo la mano. Ella la toma. Tiro levemente hacia mí, y al mismo tiempo que ella entra cierro la puerta. Ella vuelve a sonreír. Me acerco a ella, y Juana da un paso hacia atrás. Está apoyada contra la puerta, cuando no tiene hacia dónde retroceder, adelanto mi cabeza. Cuando estoy por besarla, dice:
-Estás en calzoncillos.
Me detengo.
-¿Te parece inapropiado? -pregunto.
Así, mirándola a los ojos, me inclino y me saco el calzoncillo. No sé si fueron sus palabras o su presencia o que estoy pasado de sueño, pero la cosa está dura. Ella la mira, y sonríe.
-¿Y ahora? -pregunto.
La beso. Yo desnudo, ella vestida. Es mexicana, y tiene un sabor distinto. No sabría describirlo bien, pero trato de mentalizarlo. Es como si en su boca hubiera un concepto. Es lo extranjero. Lo ajeno. Lo desconocido. El perfume de su piel, descubro mientras le beso el cuello y ella no deja de acariciarme la espalda, es fuerte. Si lo sintiera en alguna otra mujer, en Buenos Aires, me chocaría. Pero no ahora, no acá, uniéndome a la nueva onda de la hermandad latinoamericana. No es olor a chivo, pero es fuerte. Cuando vuelvo a su boca hay más fuerza, su lengua primero delinea mis labios y después busca mis amígdalas. Sus manos me agarran de las cachas del culo. Aprovecho, entonces, para empezar a refregarme. Así, con los cuerpos pegados uno al otro, aprovecho para meter mis manos en el medio y comenzar a recorrerla con una y desabrocharle los botones de la camisa con la otra. Juana suelta un gemido dentro de mi boca. Su gemido no es extranjero, es internacional, universal, común. Descubro su piel cobriza, la panza chata, los músculos apenas marcados, la imagino en un gimnasio de día, transpirada, una diosa mexicana, azteca. Quetzacotal, acá, adelante mío, con un corpiño de encaje que supongo se puso después de haber llegado, quizás antes de llamarme. Tiene tetas chicas, y pronto descubro que sus pezones levemente más oscuros que el resto de su piel mate están erguidos. Mi lengua los encuentra duros, y el gemido de Quetzacotal me indica que le gusta mi sacrificio antes de la llegada de Francisco Pizarro. Mientras le chupo las tetas, introduzco una mano por dentro de su pollera. La tela de la bombacha es suave, y lo que encuentro en su interior es una mata árida como los bigotes de Pancho Villa, y más allá la humedad del lago subterráneo del DF. Alzo mi cabeza, le beso el cuello al mismo tiempo que le meto el dedo y con la otra mano le amaso una teta. Esto es el Alamo, nena, esto es la recuperación del honor mexicano ante el imperialismo. Ella susurra la ropa, la ropa, y comprendo que estoy refregando mi pija contra su ropa limpia. Un descuido que solución más que sencilla. Me separo y, mirándola a los ojos, le saco la camisa, desabrocho su corpiño de encaje negro, tiro hacia abajo de su pollera, y queda sólo en bombacha. Está de pie, quieta, como las vírgenes que le ofrecían al fuego de los dioses, aunque no sé bien si eso eran los aztecas o los incas, pero no importa, esto es América Latina, esto son las venas abiertas, esto es el sueño de Galeano, y acá está ella, quieta, mientras me ve hacerle una seña de que espere exactamente así mientras voy hasta la mesa ratona y agarro una de las cajas de forros. Creo que tardo menos de quince segundos, en ponérmelo. Juana pregunta si no le voy a quitar la bombacha, si no vamos a ir a la cama de cuatro plazas. A todo respondo que no con la cabeza. Camino hacia ella lentamente. Vuelvo a besarla. Con una mano le acaricio el culo. Con la otra guío su pierna para que la doble, para que se abra. Tenemos la misma altura, encajar es fácil. Traspasar la frontera, ser un mojado más, no es complicado. Ella gime. Una vez que los huevos chocan con la patrulla de frontera yanqui, sé que ya está. Ahora, es bombear. Parados contra la puerta, bombear. Sentir que sus piernas tiemblan, que sus brazos rodean mis hombros y su cabeza se apoya contra mi cuello para que sus gemidos entren sin complicaciones en mi oído. Tomá, Juana. Tomá, Frida. Tomá, asesino de Trotsky. Tomá, Mexico 86 y la mano de Dios y Bilardo agarrándose el pelo. Tomá. Una y otra vez, tomá. Acabamos a la vez. Ella se afloja, queda colgada de mí. Sonríe.
-En la cena dijiste que estabas cansado.
-Mentí -digo.
La tomo de la mano, y la llevo a la cama.

36 comentarios:

Anónimo dijo...

Wow..
40 horas sin dormir y esto?
Es mucho pedir tenerte en la mesita de luz..

beso

Chivi

Anónimo dijo...

Elemental te has convertido en todo un guapo panzón, emulo de Diego Rivera !!!


N.

Juan M dijo...

me quiero ir a colombia.... :P

China dijo...

Ganador!
Extrañaba estos relatos. Y me encanta que seas tan caballero aun siendo un simple polvo, así debería ser siempre.
Y no te lo digo para evitar un coscorrón, eh!
Beso, Elem!

Vacya dijo...

Que linda y divertida la analogía, al ir recorriendo a Juana.
Ah, cada vez estas mejor!
Beso

p.d. Elemental lindo, es "Quetzalcóatl"

Luminicus dijo...

Jajajja Sos dificil de cansar hombre!

Cel dijo...

Cuánto vigor, Elemental.
Me alegraste el desayuno.

bletemita dijo...

ahdlashfdslkhfdashdfklsdasdfasdfasdf


aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhh!


me sumo a Chivi.

Koan Resuelto dijo...

Toda una elegía. Solo te faltó la música ranchera de fondo.

Anónimo dijo...

Blemita, soy celosa, no comparto a Elem lo quiero solo para mi!!!
y mas despues de leer esto...

Saludos

Chivi

China dijo...

Ay claro, el señorito ahora no contesta más comentarios!
:)

Elemental dijo...

Chivi, y bueno, negociemos.

N, jajajajaja.

Juan, es el Ecuador, es el Ecuador lo que cambia todo...

China, ¿en qué parte fui caballero?

Vacya, gracias linda.

Luminicus, no te das una idea.

Cel, ¿el desayuno a las 14:30?

bletemita, bueno, cómo no.

Koan, jajajajaja.

China, sos terrible.

Blett dijo...

jajajaja
chivi chivi chivi



(L)

blemita.

China dijo...

Después lo pensé, no se si caballero, pero las tratás bien....

Blett dijo...

caballero 100%

caballero del zodíaco.

Anónimo dijo...

Chivi, Blemita recuerden la historia del rey Salomón....¿Quién querría medio elemental?


N.

Catalina dijo...

jajaja, buenisimoo!!!

genio!

bletemita dijo...

jajajajajajjajaajajajajjaa

posta posta


bueno

un rato cada una?

Luminicus dijo...

Estas muy solicitado, me parece que este post te dejo muy bien parado.

Elemental dijo...

Bletemita, el primero no entendí un carajo.

China, bueno, gracias!

Blett, ¿esos no eran medio mariconzones?

N, creo que la pregunta es quién catzo lo querría entero.

Catalina, gracias.

Bletemita, puestos a ofrecer, las dos a la vez, no?

Luminicus, no lo puedo creer!

Anónimo dijo...

Elemental, sos "calentante" =) Rita.

Elemental dijo...

Rita, estoy anonadado.

fedet dijo...

Organizá una reunión de seguidoras de Elemental y sale partuza.

Elemental dijo...

Fedet, haceme la gamba, organizala vos que si lo hago yo queda evidente.

Anónimo dijo...

el Ecuador te sienta bien, aún estando ya un poco lejos sino fijate cómo están tus seguidoras... ¿siguen quedándose en el comentario o alguna se animó a más?

Deo

Anónimo dijo...

Deo y eso que éste no es el post más hot que ha escrito Elemental,solo falta que canten:

http://www.youtube.com/watch?v=-hXzKnVgMdU&feature=PlayList&p=77988C8085A5B755&playnext=1&playnext_from=PL&index=1

N.

Serena ahora Serena2 dijo...

Juan M, tene cuidado con lo que deseas...que en ese lado del ecuador te puede tocar ser Casanova.

Elemental dijo...

Deo, puros comentarios.

N., gracias por la comparación física con el gordo ese!

Serena, jua!

Anónimo dijo...

Apa! que interesante!
Envidia a la mexicana...

NN

Anónimo dijo...

Existe la palabra "calentante"?? o la calentura hace decir cualquier cosa?? ja
Nati

Elemental dijo...

NN, epa.

Nati, me parece que es la opción b.

Anónimo dijo...

Elementalete, el gordo ese es Barry White,no hacía referencia a su ser físico sino a la letra de la canción; y que prontamente las féminas alborotadas por tus relatos repetirían el siguiente estribillo:


I believe in miracles
Where are you from you sexy thing
I believe in miracles
Since you came along you sexy thing

N.

la tana dijo...

la excusa de las venas abiertas...no se si estaba smuy cansado o mezcalste todo a porposito. Por las dudas - en mision de maestra ciruela- aclaro: Quetzacoatl es un dios masculino, a no ser que te hayas garchado al tano de casanova y no te hayas dado cuenta. Depsues de todo, un dedo, un pito entero..que diferencia hace!
Segundo, El que toma Mexico es Cortes. Los Pizarro son los cuatro hermanos medio putos que tomaron le Peru. La latinoamericanizacion hace que todo parezca lo mismo, pero no
beso!

la tana dijo...

por las dudas, ye dejo la foto del tanod e casanova, no era un juego de palabras con mi nombnre ehhh http://2.bp.blogspot.com/_fGOm2-05qws/SrBgfz8QcpI/AAAAAAAAEq8/F5SyKpPDDgU/s1600-h/fotola_01.jpg

Elemental dijo...

N., ah, el gordo de Ally Mc Beal!

Tana, es a propósito...

Singer dijo...

Muy lindo gesto agarrarla de la mano...

Publicar un comentario