18 octubre 2009

La casa recomienda: "Whatever works", de Woody Allen


Es significativa en, al menos, dos sentidos. Whatever Works es la primera película que Woody Allen rueda en New York desde Match Point, cuando comenzó su periplo por otras latitudes donde fueran generosos con las financiaciones -y estrategia que lo llevará nuevamente a Londres, París y probablemente Río de Janeiro-. El motivo de que Allen haya conseguido financiamiento una vez más en Estados Unidos es el segundo sentido de por qué es significativa Whatever Works: el protagonista es Larry David, quien fuera el creador de Seinfeld, en quien se basara el personaje de George Costanza de la misma serie, y el que escribiera y protagonizara esa maravilla que es Curb Your Enthusiasm.
La unión Allen-David es más que interesante, porque los dos son neuróticos obsesivos con personalidades muy distintas: mientras el de Allen es sufriente, victimizado, el de David es despiadado, insoportable.
El Boris Yelnikoff que compone Larry David es el mismo alter ego de siempre de Woody Allen, con una diferencia fundamental: nadie lo soporta. O, también, el Boris Yelnikoff que compone Larry David es el mismo alter ego de siempre de Larry David, con una diferencia fundamental: sufre, y mucho, aunque de cuando en cuando.
La peli narra la historia de, justamente, Boris Yelnikoff, un físico que según él es un genio y estuvo nominado al Premio Nóbel, quien luego de intentar suicidarse y fallar se divorcia de su mujer y vive solo, puteando por todo, y viendo a sus amigos, quienes parecen ser los únicos que lo aguantan. Para ganar dinero, Boris da clases de ajedrez en las plazas, y cuando los niños no hacen lo que él espera los caga a puteadas. Todo es así hasta que Melodie Saint Ann Celestine entra en su vida de forma accidental -apenas una excusa del guión-. Ella es, a todas luces, idiota, y él se lo recuerda de forma constante. Es en ese inicio de relación donde están los mejores momentos de la película en cuanto a comicidad: las cosas que le dice Boris a Melodie -una santita del sur que se escapó de la casa de sus padres- son salvajes, y ella las entiende siempre mal, pero el solo hecho de intentar repetirlas hace que Boris comience a ablandarse. Luego, con la llegada de los antagonistas -que no voy a adelantar-, la peli cae un poco, aunque se deja ver. Pero reitero: ya vale la pena verla por Boris Yelnikoff.
Una curiosidad: hay quienes dicen que ya está para descargarla con el emule , e incluso hay quien dice que están los subtítulos adecuados . Por ahora, no tiene fecha de estreno en la Argentina.
Mientras, les dejo el trailer:

2 comentarios:

Anónimo dijo...

hay quien podría decir que suena casi a reseña de tu vida, D. A ver si la consigo.
with love as always,
J.

Elemental dijo...

J., gracias!

Publicar un comentario